menu
   
 
 
 
Las opiniones expresadas en este Blog son estrictamente personales y no pueden ser atribuidas a ninguna empresa o institución para la que trabaje o haya trabajado su autor. Cualquiera puede reproducir total o parcialmente estos textos, siempre que cite su procedencia.

01 MARZO 2017 Imprimir

"Se irán de rositas" / La corrupción en "Limones negros" / Crónica negra / Novela negra

“Se irán de rositas”, le dice Sepúlveda a la capitana Lola Martín en una de las escenas de la novela Limones negros. A Lola Martín, de la UCO -la unidad de la Guardia Civil especializada en la lucha contra los grandes delitos- le cuesta compartir el escepticismo de Sepúlveda. Es veinte años más joven y cree que, aunque sea a trancas y barrancas, los malos siempre terminan pagando por sus crímenes. Si no lo creyera, no trabajaría donde trabaja.

Sepúlveda, profesor del Instituto Cervantes de Tánger, está ayudando a la guardia civil en el rastreo de las huellas dejadas en la ciudad marroquí por los negocios sucios de un prominente banquero madrileño. Le ayuda porque ella ha sabido mover los resortes adecuados: su hastío por la corrupción que infecta España y su vanidad de buen conocedor de los bajos fondos tangerinos. Pero en ningún momento cree que los grandes tenores del saqueo del dinero público –los auténticos, los ricos y poderosos- vayan a terminar entrando en prisión. Los sumarios se eternizarán o traspapelarán; los delitos irán prescribiendo; cualquier fallo formal en las investigaciones policiales y judiciales será explotado a fondo por abogados perspicaces y carísimos… A lo sumo, serán castigados sus segundos espadas.

En esta obra de ficción, Sepúlveda le suelta a la capitana: “Lola, lamento tener que decírtelo, pero creo que hacéis el trabajo de Sísifo. Cada vez que conseguís llevar la piedra a lo alto de la montaña, vuelve a caer abajo.” Y ella le responde que esa actitud no lleva a ninguna parte, que habrá que intentarlo, que probablemente algunos terminarán pagando. Los dos, el profesor y la guardia civil, tienen razón. Hay verdades que no son contradictorias entre sí.

He estado ultimando estos días con los amigos de la editorial Anantes el envío a la imprenta de Limones negros, mi segunda novela tangerina. Las noticias que leía en mi teléfono me confirmaban la conclusión a la que llegué al publicar la primera: ninguna ficción puede igualar la realidad de los casos de corrupción en la España actual. La realidad del obsceno esperpento español es novelescamente casi inverosímil.

A un fiscal de Murcia le roban en su casa el ordenador con el que trabaja en un caso de corrupción. A su jefe le destituyen por atreverse a investigar al cacique local. El cuñado del rey es condenado a seis años de cárcel, pero le dejan regresar a Suiza sin tan siquiera exigirle una fianza. Su esposa, hija y hermana de reyes, se libra de cualquier mancha penal porque asegura que no se enteraba de lo que firmaba. Los sinvergüenzas que llevaron a la ruina a la caja de ahorros madrileña, aunque sentenciados a prisión, siguen durmiendo en sus mansiones…

Este es el país en que un político esconde un millón de euros en la casa de su suegro y, cuando es descubierto, afirma que lo ha dejado allí un fontanero o un empleado de Ikea. El país en que el presidente del Gobierno envía SMS cariñosos a un notorio tahúr. El país en que jueces activos en la lucha contra la corrupción son expulsados de su carrera porque, al parecer, han cometido errores técnicos en su instrucción. El país en que los denunciantes del saqueo de las arcas públicas malviven amedrentados, mientras los ladrones se jactan de su inocencia ante los medios que ellos o sus amigos controlan. Y también el país en que unos chavales duermen preventivamente entre rejas por una función de títeres.

¿Justicia igual para todos? ¿El imperio de la ley? Bla, bla, bla. Palabrería de gente que sabe que al final quedará impune, y de sus bien pagados propagandistas. O de esos tontos que, aunque llueva, caminan por la calle sin paraguas por que la tele dice que luce un  sol radiante.

P.S. Limones negros será publicado este mes de abril de 2017 por la editorial Anantes.

Artículo publicado originalmente en el blog Crónica Negra



 
07 ENERO 2017 Imprimir

"La Ínsula Barataria", libro electrónico de Javier Valenzuela, regalo para socios de infoLibre

“Al igual que la Ínsula Barataria”, explica Javier Valenzuela en la introducción de su libro, “España tiene raíces hondas y dueños de toda la vida. A su pueblo se le dijo que iba a ser soberano de esta tierra, pero cuando quiso gobernarla se le rieron en la cara. En la segunda década del siglo XXI, volvieron el hambre y la carestía, los duques se quitaron las máscaras y el pueblo se sintió tan frustrado como Sancho en la Ínsula”.


Así arranca La Ínsula Barataria, el libro electrónico que recopila casi medio centenar de los artículos que el autor publicó entre 2011 y 2016 en infoLibre, tintaLibre, ctxt.es y El País. En algunos casos se han eliminado frases o párrafos excesivamente temporales.


Todos los socios de infoLibre podrán descargarse este mes de forma gratuita el libro en el formato que prefieran: ePub, Google Play, Kindle y PDF. Sólo hasta el 31 de enero.


Si ya eres socio, puedes conseguir el libro haciendo clic en este enlace o en la sección Mi Cuenta. Si aún no lo eres, puedes completar la suscripción en pocos minutos haciendo clic aquí.

Javier Valenzuela ha publicado antes de La Ínsula Barataria otros nueve libros, los últimos la novela policíaca Tangerina (2015) y la antología de reportajes Crónicas quinquis (2013).

Nacido en Granada en 1954, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia, comenzó como reportero de Ajoblanco y Diario de Valencia y se incorporó en 1982 a la redacción de El País en Madrid como cronista de sucesos. Trabajó durante 30 años en El País, donde también fue corresponsal en Beirut, Rabat, París y Washington, y director adjunto.

Valenzuela fue director general de Comunicación Internacional en La Moncloa en los dos primeros años de la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero y tertuliano en programas televisivos dirigidos por Pepa Bueno e Iñaki Gabilondo. En 2013 participó en el nacimiento del diario digital infoLibre y fue el fundador y primer director de su revista en papel, tintaLibre. Es autor del blog Crónica Negra. Acaba de terminar la escritura de Limones negros, su segunda novela.

Esta noticia en infoLibre


 
Más entradas de este Blog en las siguientes páginas: | resultados por página